Si bien ahora con tantas redes sociales ya no se acostumbra enviar cartas por correo o con mensajero a caballo como en las películas de época, aún podemos hacer uso de tinta y papel para declararle a alguien nuestro amor o desearle lo mejor a nuestros seres queridos.

Si eres una chava detallista como yo seguramente ya estás planeando los regalos para el 14 de febrero, no te olvides de complementar con una tarjeta, las que son hechas por ti siempre son mejores que las compradas, porque se sientes personales y la verdad es que en San Valentín las manualidades sí son bien vistas.

1. Compra una baraja en la tienda de la esquina y con un plumón agrega mensajes, puedes también pegar fotos, amárralas todas con un listón y entrégale a tu novio las 52 razones por las que tiene tu corazón.

Tarjetas de San Valentín

2. Dale vida a una tarjeta de papel decorándola con un poco de listón de tela.

Tarjetas de San Valentín

3. No todas las tarjetas tienen por qué ser rosas, blancas y rojas, puedes añadir tantos colores como desees, en especial si es para algún amigo, no un novio.

Tarjetas de San Valentín

4. Lo simple no es necesariamente “malo”, métele cabeza a una frase divertida y complementa con un corazón, y quizás un dulce.

Tarjetas de San Valentín

5. Si sabes hacer corazones de origami puedes usarlos como detalle especial para una tarjeta sencilla.

Tarjetas de San Valentín

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *